Test del árbol de Karl Koch, sabrás que padeces emocionalmente con sólo dibujar un árbol

Una herramienta útil que nos ayuda a analizar la personalidad y emociones, es este interesante test.


Creado por el psicólogo Charles Koch hace muchos años atrás, este test sigue siendo muy usado y es muy sencillo de aplicar. Consiste en dibujar un árbol con sus raíces, tronco y también la copa. La información que allí se obtiene se relaciona con el aspecto emocional y es comparado con los resultados de otras pruebas similares.

¿Sabes que evalúa este test?

Muestra la personalidad y el lado emocional de la persona, su estabilidad, sensibilidad y fragilidad, son aspectos que salen al descubierto.

La efectividad de esta prueba para comprobar las discapacidades cognitivas y los problemas de demencia, son altamente confiables.

¿De qué manera se aplica?

Es primordial que la persona tenga la habilidad motora para dibujar y se puede hacer a partir de los 5 años de edad.

Se necesitan hojas blancas, colores, lápices y borrador. La persona deberá dibujar un árbol con todas sus partes.

A los niños se les pide que hagan dos dibujos. Harán primero un árbol y seguidamente el segundo. Esto ayudará a evaluar mejor su aspecto emocional.

Entre 10 a 30 minutos será el tiempo empleado, dependiendo de cada persona.

¿Cómo ser analiza este test?

Estos son algunas cosas que hay que tener en cuenta.

Suelo

  • Si observamos que no hay una línea clara en el suelo o no hay raíces, claramente existe inestabilidad personal y emocional.
  • Si se observan una desproporción en las raíces y parecen rayos, indica problemas emocionales, frustración, rabia y enojo.

Tronco

  • Cuando el tronco es muy fino, estamos notando la sensibilidad de la persona, tensión o que existen situaciones externas que afectan su bienestar y calma.
  • Si apreciamos un trono ancho, el ímpetu, emotividad y poco autocontrol son el manifiesto de su personalidad.
  • Si observamos un tronco normal, existe equilibrio interior.
  • Si las líneas rectas integran a este tronco, esta persona es correcta y justa.
  • Si posee líneas onduladas, estamos frente a una persona dulce y sociable.
  • Si hay tachones, huecos y borrones, al salido a relucir sus miedos, emociones y traumas reprimidos.

La copa

Gracias a las raíces y el tronco podemos conocer las emociones y el interior, pero con la copa se evidencia la interacción con el mundo exterior.

La copa chica es señal de inmadurez, generalmente los niños menores a 9 años dibujas copas pequeñas.

La copa grande nos habla de una persona entusiasta y fantasiosa.

Un árbol sin copa, indica que probablemente existan problemas de desarrollo cognitivo.

La copa en forma de espiral, indica que es una persona delicada y comunicativa.

La copa en forma de rayos o de líneas, nos muestra a una persona impulsiva y terca.

Copa con hojas señala a una persona hábil y avispada.

Copa con varios frutos, indica a una persona con metas y sueños por cumplir.

 

Todos los elementos que puedan observarse en el dibujo, aportan para obtener más datos sobre la persona y es también prudente observar con cuidado los colores que se han utilizado.

La efectividad de este test como ya lo hemos dicho es muy alta, pero para dar un diagnóstico final, es necesario realizar otro tipo de pruebas.