Estremecedoras palabras esta madre con Alzheimer le dice a su hija, inevitable no llorar

A continuación, presenciaras un momento que tocará tu corazón y estremecerá tus fibras más sensibles.


Un asilo desde hace un tiempo se ha convertido en el hogar de una madre quien padece Alzheimer y ya no reconoce a nadie. Con mucho cariño y entusiasmo, vemos a una mujer quien la alimenta y limpia su rostro. No sabemos cuáles son sus nombres, pero lo que allí sucede, es realmente emocionante.

Una mirada con profundo amor de repente se ve en aquella anciana, mira a la mujer y logra reconocerla. ¡Es su hija amada! Es la misma hija, que, por culpa de esta penosa enfermedad, se ha borrado de su mente.

Sus miradas se cruzan por un momento. Con ganas de saber que sucede, la mujer pregunta qué pasa. Tratando de encontrar las palabras adecuadas, la anciana organiza por un momento sus ideas y en un leve susurro, le dice “te amo”. Palabras que tocaron fuertemente el corazón de su hija e inmediatamente le contesta, “que también la ama”.

Un nudo en la garganta…

Una abuelita que sufre de Alzheimer por un momento mira a su hija, la recuerda y le dice que la ama.

Posted by Enigmas y misterios del mundo 2 on Friday, September 21, 2018

Sus palabras y sus gestos, son realmente emocionantes; imagínate lo que esta mujer sintió, cuando por un momento supo que su madre la reconoció, que la mujer que la trajo al mundo y quien lucha con una enfermedad desgastante y progresiva, tuvo un momento de lucidez y por allí, en su mente perdida, encontró a su hija; la niña y a la mujer que tanto ama y que quizás en su mente no encuentre; pero en su corazón, siempre habita.

Las personas que padecen Alzheimer van progresivamente perdiendo la capacidad de recordar, pensar y de tener equilibrio emocional. Más de 50 millones de personas en todo el mundo la padecen, una enfermedad que no solo afecta al paciente, sino a todo su entorno. Sus seres queridos sufren profundamente todo este proceso tan lamentable.

Existen fundaciones con la finalidad de apoyar a sus familiares, orientarlos y de alguna manera ayudarlos a soportar tan difícil situación. Es algo agotador y frustrante, pues tienes cerca a quien tanto amas y muy lejos a la vez.