Te invitamos a ser testigo de la hermosa y primera experiencia de este niño pescando en el río

La vida es muy hermosa, crecer es indudablemente maravilloso y ni se diga si vives en el campo, estas en contacto frecuente con la naturaleza, tienes mayor conciencia del valor de la vida y apreciar cada instante. Si este es tu caso, seguramente te sientes identificado con lo que ha experimentado este pequeño niño; mira la alegría de su rostro.


Al aire libre difícilmente te aburres, tienes mucho por hacer. Tienes un gran espacio a tu disposición, puedes correr, trepar árboles, crear divertidos juegos con la naturaleza y si tienes un lago, la diversión no termina nunca. Ir a pescar es algo que a todos nos encanta y al estar en el campo, es una tarea casi inevitable.

Nuestra historia de hoy, nos toca nuestras fibras más sensibles, evocando bellos recuerdos cuando íbamos de pesca con nuestros padres y los muchos intentos fallidos, pues la falta de experiencia, se veía reflejada en una nula pesca; pero vaya que sin duda alguna son experiencias memorables y enriquecedoras.

Para Cason, la historia tiene un color diferente. Este pequeño niño fue en compañía de sus padres y de su hermanita a pescar, algo que siempre se acostumbra a hacer en su familia. El niño había recibido de regalo una caña de pescar de juguete, para que pudiera compartir con ellos y así entendiera un poco de qué trata todo esto.

Pero el osado niño, tiró su caña siguiendo la lección de su padre, cuando sintió un tirón y alegre expresa, “que tiene uno”. Si, el pequeño, logró lo que muchos quizás no hemos logrado. Un pez mordió su anzuelo y en aquel lugar, todo era emoción y algarabía, con la proeza de nuestro pequeño.

Bastó que el niño lanzara una sola vez su caña de pescar, y recibo la recompensa más grande que el más experimentado pescador pueda recibir, tenía una presa. Su padre y hermana se entusiasmaron. Su padre lo orienta, pero en ningún momento toma su caña, deja que el niño lo logre por sí solo y es así como lo saca del agua.

Little Boy Catches Fish with Toy Rod

This little guy wasn't expecting to catch anything with his toy fishing rod… (via Jukin Media)

Posted by For Good's Sake on Friday, March 18, 2016

Quizás no sea el pez más grande, pero es admirable que en la primera lanzada y con la caña de pescar de juguete, el pequeño haya conseguido tan importante trofeo.

La primera en felicitarlo es su hermana, lo abraza y le da un beso.

Y no podía faltar, la foto de la victoria, su padre lo ayuda a tomar con sus pequeñas manos el pez que lo inauguró, como un pequeño pescador.

Que hermoso y tierno momento ¿verdad? La ternura e ingenuidad del niño es indescriptible.

¿Has ido de pesca alguna vez? Cuéntanos tu experiencia.