Un niño americano envió un regalo a niña filipina, después de 11 años un mensaje de Facebook lo cambia todo

Las cosas que te van a suceder en la vida te suceden y punto, por más que nademos contra la corriente o te resistas, si es para ti, es para ti. Existen situaciones en la vida que no tienen explicación, pero simplemente pasan y a medida que pasa el tiempo podemos comprender que este era nuestro destino y no puedes huir de él.


Pues, Tyrel Wolfe y Johana Marchan, son dos jóvenes que a pesar de la gran distancia que los separaba y de ni si quiera saber de la existencia de cada uno de ellos, la vida les tenía preparada una vida juntos, algo que nadie hubiera ni siquiera sospechado. Vivían en diferentes países, eran de diferentes clases sociales. En fin, mundos distintos en los que cada uno de ellos vivían.

Filipinas y Estados Unidos para ser precisos eran los países de procedencia de los dos jovencitos; pero esta historia se remonta a 15 años atrás. Tyrel era apenas un pequeño de 7 años, el pertenecía a una organización humanitaria internacional, la cual se encargaba de enviar artículos escolares, juguetes, productos para el aseo, como regalo de navidad para niños de todo el mundo.

Posted by Ty Wolfe on Sunday, December 29, 2013

Una caja de zapatos era el estuche para guardar los productos que estos niños de dicha organización utilizaban para hacer llegar sus regalos a quienes en navidad esperaban ansiosos que San Nicolás los tuviera presentes.

Ninguno de los integrantes de aquella organización, tenían idea de cuál sería el destino de la caja que cada uno de ellos aportaba. La que el pequeño Wolfe llegó hasta la Ciudad Quezón, en Manila en Filipinas, una niña Johana Marchan, fue la privilegiada en esta ocasión.

La niña con tal inocencia y muy agradecida escribió un mensaje de agradecimiento, pero esta misiva nunca llegó.

Para esta niña filipina, había significado mucho haber recibido tan útil y lindo regalo, ella nunca olvidó el nombre del remitente y luego de 14 años aprovechó la tecnología y utilizo a Facebook como canal de comunicación para llegar al chico estadounidense, le envió una solicitud de amistad para poder agradecerle por fin tan bello detalle.

 

El joven aceptó y empezaron a entablar una amistad verdadera, pudieron darse cuenta que tenían muchas cosas en común y durante un año se escribieron por medio de las redes sociales, pero Tyrel no quiso esperar más para conocer a Johana personalmente y viajó para Filipinas durante 10 días.

“Con solo verse, sabían que eran uno para el otro”

“Johana comenta, que al ver su cara sintió que todo su ser se estremeció, la emoción la inundaba y quería llorar”

“Tyrel comenta, que al ver a Johana supo que ella era única”

We did get the asian eyes memo!

Posted by Joana Marchan-Wolfe on Wednesday, April 11, 2018

 

El amor para estos dos jóvenes era el común de sus sentimientos, razón por la cual Tyrel regreso pronto a Filipinas para casarse con ella el 5 de octubre del 2014, fue su matrimonio.

El deseo de los recién casados, fue que sus invitados enviaran cajas navideñas a la organización Samaritan’s Purse , para que estos regalos llegaran a todo el mundo, igual como sucedió hace muchos años.

Una campaña que los jóvenes quieren conservar, y así seguir ayudando de alguna manera a otras personas que necesitan una mano amiga.

¡Que linda historia de amor! Compártela con tus amigos