Si un hombre tiene los siguientes hábitos, no lo debes amar

Todos soñamos con la pareja ideal; encontrar ese hombre que reúna todas las cualidades y lo hagan parecer “el señor perfecto”; esa persona que sea tu complemento y que esté dispuesto a ayudarte, a impulsarte y a poner su hombro cuando necesites llorar. Esa persona que, sin duda alguna, te hará feliz las 24 horas del día.


A veces, creemos conocer a alguien, pero no tenemos ni idea a quien tenemos a nuestro lado, a quien suponemos conocer, resulta un verdadero desconocido. Ten mucho cuidado, si a el hombre con quien te piensas casar, tiene estos hábitos. Aléjate lo más pronto posible de él, lo más sano y mejor para ti, es tenerlo a miles de kilómetros de distancia, ya entenderás por qué.

Límites en sus proyectos

Un hombre que no es abierto de mente. Es la persona con quien no debes estar. No puedes temer a avanzar solo porque él tiene límites en sus proyectos, porque le da miedo arriesgarse y sólo sabe estancarse. Una persona así, no puede ser un buen compañero sentimental.

Detesta los animales

¿Quién puede detestar a los animales sin fundamento? Si el querer los animales lejos es una alergia o algo que valga la pena, lo podemos entender. Pero, si el único motivo es porque en verdad detesta los animales sin razón, lo más recomendable para ti, es alejarte prontamente de una persona que, con esta manera de ser, dice que no tiene bondad en su corazón.

Las reglas del compromiso, no son importantes para el

Si acostumbra siempre hacer las cosas, sin tener en cuenta los acuerdos mutuos, y una y otra vez rompe las reglas, no tienes más que esperar. Un hombre así, no será un buen esposo, para él lo único importante “es lo que él quiere y lo que piensa” y ¿tu dónde quedas?

Rompe las promesas

Si esto sucede muy de vez en cuando, podemos decir que es algo olvidadizo. Pero, si las promesas son para él un juego, y las rompe frecuentemente. No hay nada que hacer, esto no favorece en nada una buena relación. En el camino encontraras alguien que te valore y sepa cumplir sus promesas, como tú lo mereces.

Eres una opción más

Una relación marcha bien, cuando los dos están dispuestos a dar y a recibir. Pero cuando no existe un balance y hay uno que siempre aporta más, que lo da todo y que ama verdaderamente, y que en este caso eres tú. ¿Qué pasaría si estuvieses casada con él? Tú lo seguirás dando todo para él, y tú sigues siendo una opción más. Así no funciona nada.

Si además de todo esto es, mentiroso, pegajoso, pelea constantemente, no es conversador, es inmaduro en las relaciones, fuma, es abusivo, y no es cariñoso, ni se te ocurra casarte con él, un hombre así no es para ti, tu mereces algo mucho mejor,

¿Estás de acuerdo?