7 animales que desaparecieron por culpa del hombre

Campañas con la finalidad de educar y enseñar a la población en preservar nuestro medio ambiente, la fauna y la flora, existen por cantidades. Pero vaya que somos nosotros las personas quienes nos resistimos a sumarnos, y día a día vemos cómo se afecta nuestro entorno, estamos acabando con nuestro hermoso planeta.


Los resultados de tal ignorancia ya comienzan a sentirse y a observarse. Es el depredador número 1, el ser humano. Quien mucho tiene que ver con la desaparición de muchas especies de animales que ya no existen, gracias a la caza indiscriminada y peligrosa, que se ha ejercido sin remordimiento.

Estos son los animales que ya no existen gracias al hombre:

Tigre de Java

Hermoso animal de gran pelaje y proveniente de la Isla de Java.

La cacería indiscriminada durante 30 años, dejó solo 35 ejemplares en toda la isla; zona declarada protegida por el gobierno en 1972; tristemente en 1979 el último ejemplar desapareció. Una linda especie que solo podemos ver ahora en fotografías, gracias a la imprudencia del ser humano.

Moa gigante

Esta ave medía 3 metros y pesaba unos 250 Kg, era nativa de Nueva Zelanda y sin duda, un gran ejemplar.

Le bastaron solo 2 años al ser humano para acabar con esta especie, la cual había estado durante 90 millones de años en nuestro planeta. Fueron la tribu de los maoríes quienes detrás de su carne, cazaron constantemente a esta gran ave, propinando así con su extinción.

Rinoceronte blanco del Norte de África

Con el nombre de Sudán este ejemplar macho, era el último en el mundo. Empezó a ser cazado gracias al gran valor de su cuerno.

Cuando tenía 2 años fue capturado y vendido a un zoológico, luego lo trasladaron a la sede de la Organización Ol Pejeta Conservancy en Kenia, para tratar de conservar dicha especie. Pero desafortunadamente su pata derecha tenía una fuerte infección y la trágica muerte fue inevitable. Dos hembras solo quedan de dicha especie.

Dodo

Esta ave habitaba a 900 km de Madagascar en las islas Mauricio. La vida terrestre que le brindaba la isla y la seguridad que tenía allí, era el hogar ideal para esta especie. Era un animal muy lento y por lo tanto presa fácil de cazar.

Debido a la llegada del ser humano y de otros animales a la isla, esta especie empezó a sufrir por la caza incontrolada. En solo 80 años desde que el hombre llegó a la isla, solo se pudo observar un ejemplar de los muchos que había.

Vaca marina de steller

De piel negra y áspera, con un peso de casi 4 toneladas, 8 metros de longitud y una cola ahorquillada, esta especie fue descubierta en 1741. Comía algas, plantas y musgo marino. Era un animal muy tranquilo y pacífico.

Pero el ser humano, muy al contrario, dejó salir su instinto animal y persiguiendo su carne, piel y grasa, en tan solo 27 años acabo con esta especie tan única y original.

Paloma migratoria

Con un gran número de su especie en tan solo un siglo, de 5 billones que existían de esta ave norteamericana, hoy en día ya es parte de las especies extintas. Eran tantas de ellas, que su aleteo ocasionaba ruido y brisa.

Para los humanos la carne de este animal era económica, su caza se incrementó día a día. En tan solo 90 años, la cantidad se redujo a 250 ejemplares; pero sin control alguno se continuó con la caza, a tal punto que hoy en día, ya no existe esta ave.

Rinoceronte negro africano

Con la idea de que el cuerno del rinoceronte negro africano poseía propiedades curativas, esta especie también fue altamente demandada por los humanos. Y muchas otras teorías que lo único que hicieron fue aumentar su caza y acabar con este bello animal.

El gobierno de África hizo un gran esfuerzo por ayudar a la conservación de este rinoceronte, pero nada pudo evitar que, en el año 2011, esta especia fuera declarada también extinta.

Dejemos nuestro egoísmo tonto y empecemos a pensar que todos tenemos derecho de vivir en esta tierra y los animales son grandes herederos de nuestro universo, no les quitemos su derecho a vivir.

Difundamos esta información tan importante.