10+ fotos de los peores métodos de tortura que han existido

Anuncios

La crueldad y la brutalidad humana se manifiestan en las siguientes imágenes, estas son las peores torturas que han existido, ¡que terrible!

El bestiarii

Este era un castigo que se utilizaba para castigar a quienes consideraban culpables de delitos graves. Los echaban a su suerte sin ningún arma para defenderse en un recinto con animales salvajes y hambrientos, unas bestias ciertamente.

Bestiarii era el nombre que se le asignaba al culpable. Quien sometido bajo las garras de feroces animales terminaba por ser su alimento.

Anuncios

Aplastamiento

Este método de tortura fue utilizado en las culturas antiguas, especialmente en Asia y para este macabro hecho, se usaban grandes elefantes para aplastar a los condenados. Santa Margarita Clitherow fue el caso más conocido en el Reino Unido, quien acusada por tener en su casa sacerdotes católicos fue aplastada por más de 700 kilos de rocas., muriendo finalmente.

Víboras

Los prisioneros de Europa eran vilmente lanzados a pozos profundos donde había muchísimas serpientes venenosas. Una terrible manera de morir ciertamente. En china se hace algo un poco más diferente, en una piscina llena de agua y de cobras hambrientas, lanzan a los presos y en cuestión de minutos mueren intoxicados con tanto veneno en su sangre.

Cayendo desde lo alto

Lanzar desde sitios muy altos a sus castigados era una tortura aplicada en algunos pueblos antiguos. Generalmente al caer la muerte era mucho más dolorosa y lenta. Pues muchos no morían al caer, pero sentía terribles dolores por los huesos rotos que ocasionan terribles infecciones, lo cual iba apagando la vida del desdichado.

Enterrado vivo

Al romper sus votos de castidad una virgen fue acusada en la Roma Antigua. La encerraron en una cueva con un pedacito de pan y un poco de agua. En la Rusia Feudal este horroroso método se conoce como el pozo. Allí caen las mujeres que son acusadas por sus propios maridos, una muerte injusta y desesperante.

Martillazos

Durante el siglo XVIII el infortunado era colocado en un andamio en la plaza pública de Roma, un sacerdote el cual era el confesor de los condenados lo acompañaba. Allí también había un ataúd y un verdugo vestido de negro quien después de realizarse una oración, era el encargado de dar el primer martillazo, como probablemente este golpe en la cabeza no ocasiona la muerte, la garganta del condenado también era cortada.

 

Suspendido en una grúa

En los siglos XIX y XX este tipo de horca era utilizado en los Estados Unidos. El condenado tenía el cuello atado y era fuertemente empujado  por medio de poleas que aplicaba una fuerte cantidad de peso suspendiendo al hombre muy violentamente, instantáneamente su cuello se rompía.

Crucificado

Los presos eran atados y elevados en una cruz de madera totalmente desnudos y allí quedaban colgados hasta morir. Un proceso que podía durar días, lo cual implicaba una larga agonía para el prisionero. San Pedro al igual que Jesús murió crucificado, pero en la cruz al revés, pues él no se creía digno de ser crucificado del mismo modo que su maestro.

Corbata colombiana

Este impresionante método empezó después de la muerte del líder colombiano Jorge Eliécer Gaitán. Un método en el que al condenado se le cortaba la garganta con un cuchillo y por el agujero abierto se le sacaba la lengua.

Águila sangre

Este brutal castigo consistía en colocar a los presos boca abajo y los verdugos cortaban su espalda en varios cortes cerca de la caja torácica. Las costillas parecían alas cuando se expanden y se les extraían los pulmones, aún viva la persona era rociada con sal sobre todas sus heridas.

¿Cuál te parece peor?

 

 

 

Anuncios
Loading...

Te puede interesar

15+ Inventos increíblemente ingeniosos que vas a querer al instante

Anuncios Nos lleva mucho tiempo tratando de ser innovadores y grandes diseñadores, para dar con …