Así lucen las sextillizas más famosas del mundo 30 años después.

La alegría que se puede experimentar con la llegada de un bebé es única, pero el hecho de saber que esa dicha se multiplicará por 6 es indescriptible. Nada se puede comparar con el proceso de formación en el vientre de la madre cuando se trata de 6 vidas, de 6 pequeñas criaturas que esperan recibir el mismo amor y los mismos cuidados.


Es una felicidad sin duda alguna, pero muy poco se llevan a materializar exitosamente esta clase de partos o nacimientos, ya que en el camino puede perderse la vida de una o de varias criaturas. Vaya que debemos admirar cuando Janet y Graham en el año de 1983 cumplieron cabalmente con este designio divino, dieron la chispa de la vida a seis lindas niñas nacidas todas muy vigorosamente.

Desde aquel momento la vida de esta joven pareja no volvió a ser la misma. Al tener la enorme responsabilidad de este parto múltiple, augura noches sin dormir, cambio de pañales simultáneos, alimentación para cada una de sus niñas, un trabajo arduo, constante y de mucha dedicación.

Sería la vida de estas pequeñas la que estaría en sus manos y por lo tanto una jornada diurna y nocturna, sin descanso posiblemente. Pero nada de esto importaría, lo aquí verdaderamente trascendental es lograr que estas 6 vidas se salvarán y florecieran al mundo.

Llegó el día del nacimiento y dieron su arribo a la tierra Sarah, Lucí, Ruth, Hannah, Jennie y la pequeña Kate. Hoy después de 31 años cada una de ellas ha tomado un rumbo diferente y a pesar de llevar la misma sangre, son muy distintas todas.

Jorgie es la primera nieta que Sarah da hoy a conocer a sus padres. Una experiencia para esta madre que inmediatamente la lleva a considerar a Janet, pues si para ella ha sido toda una odisea el nacimiento de su niña, ¿cómo sería para aquella que hace años atrás  no trajo a una sino a seis niñas? Un suceso totalmente admirable.

Para Janet criar a sus niñas significó un esfuerzo muy grande que hoy recuerda con mucho cariño. Lo que realmente lamenta es no haber disfrutado más de sus niñas, todo por el afán de cada día, no era nada fácil saciar las necesidades que diariamente demandaban estas sextillizas.

En la actualidad Lucí es tripulante de cabina de avión, Ruth es recepcionista, Jennie tiene una tienda, Kate trabaja en una empresa y Hannah es profesora de primaria. Todas tomaron distintos caminos viviendo intensamente cada día.

Estas sextillizas lograron superar todas las expectativas de vida y hoy ya tienen 31 años.