Padres adoptivos se van al ver al bebé, la acción de la madre fue sorprendente

Anuncios

Se nos viene el mundo encima cuando enfrentamos alguna situación difícil, podemos caer en depresión y hasta pensamos quitarnos la vida cuando nos sentimos asfixiados, y no encontramos solución, creemos que somos los únicos con problemas en este mundo, encerrándonos en nosotros mismos y permitiendo que el pesimismo se apodere nuestras vidas.

Sin embargo, no somos los únicos sobre el planeta, historias existen muchas de diferentes personas con cualquier clase de problemas unos peores que los otros. Donde es importante la tranquilidad en asumir los mismos y comprender que en la vida todo tiene solución, por muy difícil que parezca, siempre hay una luz que alumbra nuestro camino.

Chiristina una mujer muy humilde de 46 años quien se encuentra sola en la vida sin trabajo y sin una vivienda digna para vivir, se entera que está embarazada. La alegría se esfuma rápidamente al comprender que no tiene nada que ofrecerle al bebé que pronto llegará a este mundo.

Anuncios

Siendo consciente de su situación y pensando en el bienestar de su bebé, Chiristina tomó la decisión de dar en adopción a su hija y de esta manera garantizar una vida que evidentemente ella no le podía dar, pensaba que de esta manera podría vivir en buenas condiciones y gozar de lo necesario para que fuese una niña feliz.

Todo iba bien en el embarazo y llegó la hora de conocer a la  pequeña, los padres adoptivos estaban ansiosos de tenerla en sus brazos, todo en el lugar era expectativa y alegría, de pronto un silencio ensordeció el lugar y quienes serian los padres de la niña se fueron sin dejar rastro alguno.

Abigail nació con el síndrome de Treaher Collins, una enfermedad genética que causa malformaciones craneofacíales, algo que conmocionó a su  madre y por lo visto fue la razón por la cual huyeron los que serían sus padres.

La madre de la niña con el amor más grande quiso quedarse con Abigail y darle todo el amor que ella merecía, pensó que lo mejor que pudo pasar es que los que había buscado para que se encargaran de la pequeña, se hubieran ido, probablemente ellos no sabrían apreciar a su niña y no le darían lo que habían prometido, amor verdadero.

Esta mujer publicó su historia en Facebook y las fotos de su linda hija, algo que conmovió a los que leyeron su historia y de manera generosa la apoyaron para que pudiese vivir tranquila con su niña, mientras ella podía conseguir un trabajo que la respaldara.

Definitivamente el amor de una madre no se puede cambiar por nada y es la más efectiva medicina que puede calmar las dolencias de nuestros hijos.

 

Anuncios
Loading...

Te puede interesar

15+ Inventos increíblemente ingeniosos que vas a querer al instante

Anuncios Nos lleva mucho tiempo tratando de ser innovadores y grandes diseñadores, para dar con …