7 aspectos que debes de mantener en secreto siempre según la sabiduría Hindú

Para nadie es un secreto que en la India las personas poseen cierta sabiduría por la manera en que ven cada situación y cada aspecto de la vida.


Un investigador de culturas orientales llamado Vyacheslav Ruzov redactó un artículo en el que resaltó aquéllas cosas que por ningún motivo deberían ser reveladas a los demás para tener mayor prosperidad en nuestras vidas.

  1. Nunca digas a los demás los planes que tienes para el futuro, ya sea a corto, mediano o largo plazo, ya que si estos planes aún no se han cumplido y son comentados a otras personas, pueden no llegar a cumplirse y ser criticados.

2. Si realizas un acto de caridad desde el corazón y con toda la buena fe, no es necesario que andes diciendo lo que has hecho, pues lo más gratificante para uno es saber las buenas acciones que hemos realizado, sin necesidad que los demás aplaudan nuestros actos.

3. No divulgues tus limitaciones sexuales, alimenticias, de sueño o de cualquier otro aspecto de tu vida, pues estas limitaciones pueden resultar beneficiosas, no es necesario que los demás las conozcan, lo más importante de todo es estar en armonía con uno mismo.

4. Cuando se te presente una situación en la que debas demostrar tu valentía o realizas un acto heroico, no lo andes diciendo a todo el mundo, es mejor guardar silencio y ser siempre humilde, pues todos algunas vez se han visto obligados a enfrentarse a pruebas realmente difíciles.

5. Todo el conocimiento espiritual que poseas, vívelo, disfrútalo tú mismo, no hay necesidad de exponer este conocimiento ante los demás. Toda actividad espiritual debe ser atesorada para uno mismo.

6. Los problemas y conflictos internos o aquéllos que se dan en tu núcleo familiar no deben ser compartidos, estos problemas son tuyos y de tu familia, de nadie más, sólo podrán ser solucionados mediante el diálogo entre tú y tu familia, no hay por qué discutirlo con personas ajenas, esto perjudicaría más tu relación familiar en lugar de beneficiarla.

7. Y por último, nunca gastes energía hablando mal de los demás o repitiendo las cosas negativas que te hayan dicho otros de alguien más, esto lo único que hace es llenarte de malas energías, provocando que tú contamines también a los demás.

En conclusión, debemos ser prudentes, discretos, humildes y no divulgar nuestros asuntos a los demás, ya que podríamos llegar a caer en la arrogancia.