Este joven que se ha aferrado a la vida, es hoy un hombre muy famoso en su país con una historia ejemplar

Cuando estás dispuesto de corazón a realizar un sueño, las oportunidades aparecen por doquier. Dependiendo totalmente la superación personal de ti, así como de tus convicciones y de tu voluntad.


Torstein Lerhol es un joven noruego de 30 años con una increíble historia. Este caballero ha sabido superar siempre las adversidades que la vida le ha presentado desde el primer momento. Actualmente se encuentra soltero, disfrutar de los viajes y es graduado como Profesor de Historia. Disfruta además de los pequeños detalles que le brinda la vida a diario.

Lo que definitivamente lo hace alguien excepcional y muy especial, es que a pesar de su apariencia que puede generar sorpresa en aquellos que lo ven por primera vez, resulta ser un sujeto con mucho carisma y optimismo.

Torstein fue diagnosticado con Atrofia Muscular Espinal desde muy pequeño, toda su vida ha transcurrido en silla de ruedas, pero esto no ha sido un impedimento para que logre cumplir sus sueños, además siempre ha contado con el apoyo de sus padres quienes lo han criado con el mismo amor que les han brindado a sus demás hermanos.

Su actitud tan optimista lo motivó a estudiar su carrera universitaria, interesándose luego por el tema político. En la actualidad Torstein se ha convertido en uno de los políticos más importantes e influyentes de su país, su peso actual es de menos de 18 Kg, y así se siente cómodo, dice no querer subir más de peso para que sus cuidadores no se cansen al cargarlo.

En definitiva esta respuesta tan impregnada de su buen sentido del humor refleja la actitud tan positiva que tiene ante su enfermedad, así como ante la vida que le ha tocado vivir, la cual se ha caracterizado por enfrentarla con bastante trabajo así como con dedicación.

Algunos años atrás un amigo suyo estudiante de fotografía le pidió fotografiarlo para realizar un trabajo escolar en el que se le había asignado tomar fotografías acerca de alguien interesante. Esta sesión fotográfica a la que Torstein se negó en un principio, tuvo una repercusión asombrosa.

“Estaba un poco indispuesto a participar en la sesión fotográfica, sin embargo decidí hacerlo y usar esas imágenes como un arma que simbolizara la belleza verdadera, mostrándole a las demás personas que a pesar de mi enfermedad tengo una vida feliz y exitosa”, comentó Torstein en una entrevista que le realizó Stileinnominato.

Nos encontramos ante un ejemplo a seguir, debemos dejar de pensar que la belleza física lo es todo y comenzar a ver la verdadera belleza, la interior. Torstein nos ha dado sin duda una gran lección de superación personal.