Este truco puede ayudarte a salvar la vida de alguien que pueda necesitarlo

Los accidentes pueden ocurrir cuando menos lo esperamos, es por ello que resulta bueno tener información sobre distintos temas de salud que nos permitan saber cómo reaccionar ante alguna circunstancia que nos pueda agarrar por sorpresa. Estar informado puede ayudarnos a salvar la vida a alguien más, incluso podría servir para salvar nuestra propia vida.


Es necesario destacar que ante una emergencia, de ser posible siempre es adecuado poner nuestra vida en manos de expertos, por lo cual, ante una situación trágica que se presente lo primero que deberías buscar hacer es marcar al número de emergencias.

Nunca sabemos cuándo la vida de alguien podría estar en nuestras manos, es por ello que resulta importante poseer conocimientos básicos de primeros auxilios, así al ver a alguna persona en peligro podremos acudir a su rescate y ayudaremos a evitar que se produzca un hecho trágico, como la muerte de alguien por no recibir ayuda en el momento adecuado.

En este artículo te indicaremos cómo actuar para ayudar a alguien que esté sufriendo de un paro cardiaco aplicándole RCP (reanimación cardiopulmonar) mientras esperan por la llegada de profesionales de la salud que atiendan el caso como es debido.

Este método resulta muy sencillo, fue creado en China por un profesor universitario, para realizarlo sólo necesitas tener a tu alcance una jeringa o una aguja de coser esterilizada, la manera de realizarlo es la siguiente:

Después de haber llamado a emergencias y recibir las indicaciones de los expertos, luego de hacer RCP, debes evitar agitar bruscamente a la persona que esté sufriendo el paro cardiaco. Debes utilizar como última opción la jeringa o aguja esterilizada, pinchando con ella la yema de los dedos de sus dos manos.

Tras esto aparecerá sangre, lo cual es normal, esto es precisamente lo que se busca para que así esta sangre comience a fluir gota a gota. En caso de que tras los pinchazos no haya sangre, debes presionar suavemente cada dedo hasta que se produzca el sangrado.

A través de esta técnica reactivaremos  la circulación de la sangre de la persona que sufre el paro cardiaco. Tras esto, el sujeto debería reincorporarse a los segundos logrando recuperar la conciencia. Recuerda que lo primero que debes hacer ante todo es llamar una ambulancia y buscar llevar a la víctima al hospital, esta técnica debe usarse como último recurso.

Ya lo sabes, si algún familiar o conocido tuyo llega a presentar este padecimiento ya sabrás cómo reaccionar para ayudarle, recuerda que en tus manos podría encontrarse su vida.