Conoce la increíble e inspiradora historia de Chris Gardner

Muchas veces podemos darnos cuenta que en la vida todo es posible, Chris Gardner es testigo de esto, ya que él mismo presenció un cambio radical en su vida.


Chris Gardner nació en un hogar disfuncional, su madre fue apresada en varias ocasiones por lo que vivió con diferentes familias, las cuales no supieron brindarle el amor y la atención que un niño necesita.

Ingresó en la Armada, desempeñando el rol de asistente de médico. Después empezó a trabajar como visitador médico, pero esto le daba un sueldo tan bajo que apenas podía sobrevivir. Y por si fuera poco, su novia quedó embarazada.

Chris conoció a un corredor de bolsas bastante bien vestido y que manejaba un Ferrari, y así comenzó su carrera como corredor de bolsa, ingresando en una empresa como aprendiz. Todo parecía ir en buena dirección para Chris, pero un día lo apresaron porque no había cancelado las multas de su automóvil.

Estuvo 10 días en prisión, y cuando por fin salió, su novia se había ido con todos los bienes materiales que poseían, en inclusive se llevó a su hijo. Devastado, Chris ingresó en una empresa en la que se había entrevistado antes, al inicio ganaba apenas 1000 dólares mensuales.

Después, su novia volvió para dejarle a la criatura ya que decía que no podía hacerse cargo, sin embargo, en el lugar donde se hospedaba Chris no se permitían niños, por lo que tuvieron que quedarse sin hogar. No obstante, el pequeño impulsó a Chris a superar todas las barreras que se presentaran.

Vivieron momentos muy duros. Chris pagaba moteles baratos para ofrecerle una buena cama a su hijo, pero cuando ya no le alcanzó el sueldo se vieron en la necesidad de dormir en refugios para indigentes, y hasta en las bancas de los parques o en baños públicos.

Algunas veces, las prostitutas que veían a Chris con su hijo les brindaban ayuda dándoles comida u obsequiándoles algo de dinero para que pudiera comprarle leche al niño. Pasó algún tiempo hasta que el reverendo Williams permitió a Chris y a su hijo alojarse un par de meses en el refugio de madres indigentes mientras que su situación mejorara.

Luego de 6 largos años de trabajo duro, pudo por fin fundar su propia empresa de corredores de bolsa. Hoy en día, Chris es un hombre exitoso y multimillonario. Sin duda alguna, esta historia sirve como inspiración. Chris nos recuerda que por muchos obstáculos que se presenten en nuestro camino, siempre podremos superarlos y nos haremos más fuertes.